Evangelio del día

Evangelio según San Lucas 6,27-38

Jesús dijo a sus discípulos: ′′ A vosotros que oyes digo, amad a vuestros enemigos, hacéis bien a los que os odian,
Bendice a los que te maldicen, oren por los que te maltratan.
A la persona que te golpea en una mejilla, ofrece la otra también, y a la persona que te quita la capa, no retengas ni siquiera tu túnica.
Dale a todo aquel que te pide, y al que toma lo que es tuyo no lo exijas de vuelta.
Haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti.
Porque si amas a los que te aman, qué crédito es para ti? Incluso los pecadores aman a los que los aman.
Y si haces bien a los que te hacen bien, qué crédito es para ti? Incluso los pecadores hacen lo mismo.
Si prestas dinero a aquellos de los que esperas reembolso, qué crédito (es) para ti? Incluso los pecadores prestan a los pecadores, y recuperan la misma cantidad.
Mas bien, ama a tus enemigos y haz el bien con ellos, y no esperes nada; entonces tu recompensa será grande y serás hijos del Altísimo, porque él mismo es amable con los ingratos y los impíos.
Sé misericordioso, así como (también) tu Padre es misericordioso.
Deja de juzgar y no serás juzgado. Deja de condenar y no serás condenado. Perdona y serás perdonado.
Dar y regalos te serán dados; una buena medida, empaquetada, sacudida y desbordada, será derramada en tu regazo. Porque la medida con la que mides te será medida a cambio.»